Humor Fantástico 02 - El Cóndor se pasa

Esta Ilustración la realicé exclusivamente para el libro La Fábrica de la reconocida Editorial Loco Rabia, coordinada por Alejandro Farías y Marcos Vergara. El proyecto me encantó porque era una de las pocas veces que ilustraba algo por encargo y traté de hacer algo muy elaborado con pluma, (si es un cóndor hay que hacerlo con pluma seguro) con un toque de Humor Fantástico y un fondo inspirado en los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo en una foto que le saque al loco de Gustavo Sala. Casualmente (o no) también estos Talleres inspiraron a Alejandro Farias cuando escribió el prólogo del libro, que dice así:



"Desconfío de los prólogos que escriben colegas o especialistas, dado que por lo general, desbordan de amistad o tecnicismos en su intento por legitimar la abstracta virtud del arte. Prefiero entregar el libro al lector con la misma libertad con la que lo hice, y que cada uno encuentre a la luz de una lámpara y con las herramientas de su propia imaginación, el valor de la obra.
Por eso, las palabras que abren este libro son simplemente las mías.
Hay historias que uno lleva adentro desde siempre: las que están hechas de esas pequeñas obsesiones recurrentes. Y otras que se imponen desde afuera, como atajos impensados, como mujeres en un bar, historias que nos hacen ver cosas de nosotros que hasta ese momento estaban ocultas. La Fábrica es de estas.
A fines de 2008 Laureano “Rulo” Álvarez me mandó un cuento de Jorge Accame llamado “Quería taparla con algo”. La idea era que yo adaptase el texto para convertirlo en historieta. Hecho el favor, quedé fascinado por el escenario en el que transcurría el relato: una fábrica monstruosa, claustrofóbica y hostil. Atrapado en ese universo, escribí un nuevo guión de mi autoría, y un correo a Jorge, quien para mi sorpresa contestó con una invitación a tomar un café. En ese encuentro supe que la fábrica de su cuento era real (se trataba en verdad de un taller ferroviario) y que contaba con su aprobación para continuar con el proyecto.
Tras algunos bocetos, Rulo decidió que su verdadera vocación no estaba en la historieta si no en los tatuajes y todo aquello quedó archivado en mi computadora.

El año pasado fui invitado a Tucumán para el 9º Encuentro Tinta Nakuy, y paseando por la inmensidad de los talleres abandonados de Tafí Viejo, la idea resurgió en mí, casi como una obsesión. De vuelta en Buenos Aires, escribí el resto de los textos y contacté a los dibujantes con los que cualquier guionista soñaría trabajar. Para mi sorpresa, todos dijeron que sí.
Finalmente aquí está el resultado, siete relatos gráficos que transcurren en el ámbito de esa fábrica. Fábrica que es mezcla de prisión y ciudad oprimida, que transforma con idéntica facilidad, materia prima en producto y hombres en seudo animales. Bestias mecánicas domesticadas por interminables horas de trabajo, endurecidas por el encierro, ahogadas en el salvajismo de su cotidianeidad, alienadas por un estado “fabril” que los vuelve miserables a la hora de tomar actitudes para sobrevivir.
Un universo oscuro y desalmado al que sin embargo, cada tanto, llega un efímero rayo de cariño, de rebeldía, de tímida poesía.
Bienvenidos a La Fábrica".



0 Response to " Humor Fantástico 02 - El Cóndor se pasa "

Publicar un comentario en la entrada